Con este mensaje pretendo simplemente dar a conocer la forma en la que comencé a conocer a San Josemaría.

Todo ocurrió el día de su canonización, en octubre de 2002. Por aquel entonces, era un joven rebelde que se creía todo lo que le decía la sociedad. Era uno de tantos que, aún siendo cristiano y algo practicante, tenía formada una visión negativa del Opus Dei y de San Josemaría. Ese día de la canonización me encontraba viendo las noticias de la tele y me puse a hablar como un ignorante acerca de lo que pensaba sobre el Opus.

Entonces mi padre, que ha sido una persona autodidacta y muy sabia toda su vida, me dijo: ¿Acaso conoces tú lo que es el Opus o quién es Escrivá de Balaguer? Yo le conteste negativamente, pero le conté todo lo que la sociedad en general decía. Y él me dijo: ¿Tan ignorante eres que sin saber qué es el Opus o quién es Escrivá, te dejas guiar por lo que dicen los demás? Primero lee quiénes son y que hacen, y luego fórmate una opinión propia, pero no critiques a nadie sin saber quien es, basándote sólo en lo que dicen los demás.

Mi padre (que no perteneció nunca al Opus, es más, era una persona creyente pero muy poco practicante), se fue a su biblioteca, y me trajo un librito viejo, pequeño, titulado CAMINO. Y me dijo: “Esta es la mejor obra que ha escrito tu denostado Escrivá de Balaguer. Leela, y luego me dices si lo que ese hombre dice ahí es digno de insulto como tú o como mucha parte de la sociedad afirma; o si bien, sus enseñanzas son buenas y por tanto Escrivá o el Opus Dei no son tan malos como los pintan”.

Me quede el libro y lo leí un poco. Al cabo de un día o dos, le dije a mi padre que era un libro muy auténtico, y que lo que decía era verdad. Mi padre me dijo: Ese libro me lo regaló mi abuelo, y a mí me ha servido mucho en mi vida diaria. Ahora, yo te lo quiero regalar a tí, para que te sirva en tu vida diaria”.

Yo no soy miembro del Opus Dei. Pero desde el día de la canonización de Escrivá, todo mi mundo ha cambiado. Las enseñanzas de San Josemaría, plasmadas en ese librito, me han hecho ser una persona nueva que cree en un futuro mejor a pesar de todas las desgracias que te puedan venir. Además, me ha servido para conocer más de cerca la figura de este estupendo santo y de su mayor trabajo: la fundación del Opus Dei, una organización a la que no conozco de cerca, pero a la que ahora le tengo un respeto digno de su grandeza. A partir de entonces veo todo con otros ojos.

Es más, en una de mis peregrinaciones a Lourdes para ayudar a los enfermos, un año despues de recibir el regalo del libro CAMINO, me encontraba en la basílica subterránea de Lourdes, y viéndo las imágenes de santos que hay plasmadas en telones a lo largo y ancho de la misma, me encontré con la de San Josemaría, que no la iba buscando: tu creerás lo que te voy a decir: noté de repente un escalofrio, y no pude apartar por unos momentos mi mirada del telón donde él estaba fotografiado. Fue una sensación extraña, pero noté como que me decía que no tuviese miedo de él y que conociese a Dios a través de las enseñanzas que el, como humilde servidor suyo, había dejado a lo largo de su vida hasta su muerte en 1975.

Eso he venido haciendo desde entonces. Es muy bonita mi historia de conocimiento de Escrivá de Balaguer. Por eso te la cuento. Simplemente para que la conozcas. Supongo que será una de tantas que hay, pero es la mía, y a mi me alegra haber podido conocer, a través de mi padre, la figura de San Josemaría y del Opus Dei.
_________________________________

En una sitaución de rechazo contra la Obra estaba el productor de Encontrarás dragones y fue a hablar con uno del Opus Dei para contarle que la Obra era fatal, una secta y lo peor que se podía decir; a lo que le dijo el otro algo así como ten cuidado porque me pareces una persona coherente y cuando alguien como tú estudia un tema, acaba llegando a la verdad. Así fue. Hoy es supernumerario, aprovecho para rendir mi admiración por este hombre que sin saber de cine fue capaz de dejar su negocio y arriesgarse en esta aventura en la que deseo de todo corazón que le salga muy bien.