Damien ha sido ordenado el 15 de mayo de 2011 sacerdote del Opus Dei. “Mi Dios está vivo”, le dijo una compañera en el colegio hace ya muchos años a un hermano suyo. Damien era pagano y aquella frase le impulsó a buscar a Dios. Toda su familia se ha ido convirtiendo al catolicismo después de adorar desde siempre a dioses chinos paganos.

Lo cuenta en este vídeo.


de opusdei.es