Es la primera vez que me detengo a leer el foro de Opusdei al dia.
Veo que el tema del Opus “engancha”, la gente por un motivo o por otro quiere “caña”, es ¡increíble! ya se ve que el hombre tiene inquietudes y lo superficial y material no nos llena, queremos darle cancha al espíritu.
Me encantaría tener más tiempo para meterme en estos foros y comentar cosas, hay temas muy interesantes y cada uno tiene sus motivos para decir lo que dice y, de algún modo hay que respetarlo. Somo humanos y es normal que haya aspectos que no comprendamos o situaciones que nos hayan dañado, pero … ¿cuándo ha ido nuestra vida sobre ruedas?
A mi, nunca: trabajo “a tope” en una empresa de gran prestigio, tengo un puesto directivo medio y he tenido abundantes dificultades para convivir con cierta armonia con todos mis compañeros que son buenísimas personas, pero que son … humanos. He convivido con 5 hermanos y con mis padres y también he tenido mis dificultades, vivo en un Colegio Mayor y también tengo mis dificultades…en fín, es absurdo pensar que estamos en el Cielo, eso – si Dios quiere – será después, ahora nos toca hacer méritos.
Lo realmente importante es ser libre y ser feliz,¿cómo? haciendo felices a los demás, pensando en los demás.
He estado en la Beatificación de Juan Pablo II, ¿con qué me quedo?
1- Respeto y dignidad de la persona humana, de cada hombre y de cada mujer individual, personal: cada uno es importante, es importante su felicidad, su vida, sus cosas…
2- Un hombre de oración: Su fuerza la sacaba de la oración y de ningún otro sitio.
3- La Divina Misericordia: si hacemos penitencia y lo pedimos con insistencia Dios tendrá misericordia de todos y nos iremos al Cielo que es lo único importante.
4- La Virgen: Ella lo consigue todo, lo suaviza todo, lo arregla todo.
¡ánimo a todos! a los que sois del Opus Dei y a los que no sois, a los que habéis sido y a los que nunca lo serán: ¡qué importa ahora!!! Ahora lo único importante es que cada cual acepte su situación y siga adelante buscando sólo a Dios. A El y sólo a El tenemos que dar cuenta de nuestra vida, esta es la verdadera LIBERTAD.
Rezo por todos los que habéis hecho comentarios de todo tipo y creo que con el ejemplo del nuevo Beato podemos acudir todos a la Misericordia de Dios para perdonar y querer a todos, para olvidar y dejar en manos de Dios y de la Virgen la Obra que ¡tanto bien! está haciendo a las almas.
________________________________

Gracias por tu reflexión, si todos pensáramos como tú habría mucha menos gente amargada que pulula por ahí, y muchas veces tenemos parte de la culpa, o siendo positivo: podemos contribuir a ser felices todos.