El modo de vivir en el Opus Dei hace imposible que alguien sea ENGANCHADO, ENGAÑADO… todo lo que tiene que hacer, si no le gusta, es irse.

Asi de simple: IRSE.

De paso, añado -yo que soy del Opus Dei desde 1962- que MEJOR QUE SE VAYA, porque si lo pasa mal, es una lastima. Y de rebote, nos la hace pasar mal a los demás, lo que también es una lástima.
________________________________

¡Sería tan conveniente que te leyeran todas esas personas que hablan de “secuestros”, persecuciones…! Pero sobre todo, que reflexionaran sobre si los hechos fueron cómo ellos las cuentan; si ocurrieron objetivamente así.