Me agrada el tono cordial que tiene este foro. Despues de leer este interesante debate, no me queda sino pensar que, como en todas las obras en las que intervienen personas, hay cosas buenas y malas. Seguramente hay quienes se unen al Opus Dei para aprovechar sus influencias, y por culpa de ellos la obra se deteriora. Pero hay otros que estan por verdadera conviccion y para hacer el bien. Me alegro por ellos y los respeto profundamente. Seria bueno que pudieran denunciar y apartar a los malos elementos, independiente del dinero que ellos tengan y los bienes y beneficios que puedan aportar, porque dinero mal habido solo genera mal. Un abrazo desde Chile.
_____________________________________

Una vez, hablando de este tema con un amigo del Opus Dei, me dijo una frase que me caló: ”Si yo siendo del Opus Dei tengo estos defectos, imagínate si no lo fuera”.
Efectivamente, como en todos lados, puede haber gente que facilite el tener una visión positiva del Opus Dei, porque es cordial, educado, servicial; o gente que la dificulte, pero como bien han dicho, no nos toca a nosotros juzgar. La vocación la da Dios, no el dinero, y ni siquiera la Obra. Quizá no sabemos qué ha vivido una persona a lo largo de su vida y puede que no haya tenido tanta suerte como otras personas que nacen en familias cristianas donde se vive una serie de valores, pero eso no quita que Dios le haya querido dar una vocación dentro del Opus Dei y con ella pueda mejorar como persona y cristiano.